martes, 20 de mayo de 2008

...Visiones... Segunda Parte.

He tomado fuerza ante su presencia, su cuerpo ya es parte de mi... en su mente de mujer hay mucho dolor, un temor muy grande pero una fuerza única... al parecer está embarazada, teme por su familia pero sabe que todo saldrá bien... aunque ese dejo absurdo no la deja en paz. Mira los ojos de aquel en silencio, y sabe que es de él... la soberbia como mala consejera le está diciendo que guarde el secreto para siempre, pero su corazón limpio le ruega que no lo haga y que diga la verdad... Pasa el tiempo y ella no puede evitar pensar en ello, siempre procurando estar bien por ella y desde luego por la criatura. A momentos lamenta que el padre no fuese un hombre digno a su hijo que lo único que busca en este mundo es amor... Esta asustada... pero jamás se había aferrado tanto a alguien como a su propio hijo, por nada lo dejaría, es su sangre vital de energía y nuevas esperanzas a futuro... aún no hay signos visibles de su estado... mientras intenta seguir firme tal cual... claro que... con la diferencia que dentro de si, lleva un nuevo ser.

Cada momento que estoy con ella formo parte de su ser... siento su frío, su rabia, su pena... Pero es muy fuerte, piensa en sus sueños sin ni una gota de desesperanza ni desgano... Cada vez formo parte más profunda de ella... ya he completado mi metamorfosis... me encuentro en su dormitoro, que desde ahora ya es mío también, en su cama me tiendo en silencio y me pongo a llorar, no entiendo la crueldad, no logro entender su pena, mi pena...

Me levanto temprano por la mañana, miro mi rostro en el espejo... no es el mismo de ayer... ya no es la mirada de una niña, no es el semblante de una mujer, es el hermoso rostro de una futura madre... un fuego en mis ojos me dan nuevas ganas de seguir... maquillo mi rostro suavemente y me visto con claras ropas acorde al blanco invierno, debo abrigarme... hace frío.

Tomo locomoción como siempre, miro las caras de las personas y serias les sonrío... Llego a la universidad... Estudio como siempre, pero más decidida que nunca a seguir firme con esto... termina mi jornada... me dirijo a mi casa, en silencio...

...Tiendo mi bolso en el sofá y mis abrigos en mi cama, me siento en el escritorio, enciendo mi computador y accedo a mi blog a escribir sobre mi vida y lo que observo desde ella. Aun pienso en la criatura, dudas fugaces entran en mi cabeza si existe en realidad o fue un sueño de aquella mujer... Miro la pantalla de mi computador, leo lo que he escrito y vuelvo a mi conciencia resignandome que si es real lo que me está pasando, sólo le pido a Dios que llegue sano; pero si no es así... jamás olvidaré esta sensación de madre frente a mi... un cálido sentimiento albergado en silencio en mi vientre por un sueño que a futuro podría ser verdad...

To be continued.

2 comentarios:

mitzuko dijo...

mmm....aunque muestres la calma, se que no la sientes...ser madre es el mejor regalo que puedes recibir, pero tambien el mas doloroso...nose muy bien como se encuentra la mujer descrita en esta historia, tan solo espero que sepa que aca, existe una persona que sabra como apoyarla, y que cuidara de que sus sueños no se pierdan...ya que ahora esos sueños valen el doble...
ojala esa mujer sepa la verdad, y ojala sea para mejor...pero debe de saber algo...solo dios sabe porque hace las cosas...

bendiciones sandra
y que te encuentres bien
aioz!!

ozzo =D dijo...

uuhhh
los sueños k tiene esa mujer deben perseverar hazta que sean kumplidos
t kero demaziado mi ninia
ojala poder verte ahora luego
kisses