jueves, 19 de marzo de 2009

Mi utopía

¿Cómo dejar de sorprenderse al ver el tiempo correr a gran velocidad?, es una disyuntiva que pierde valor de momento que pasamos cada segundo pensando en cosas, cosas que para unos tiene valor y para otros es una perdida de tiempo más.

Han pasado meses hermosos desde "aquella vez". He vuelto a mi ritmo natural y acelerado, he perdido un poco la modulación pero he ganado datos de observación que, hasta la fecha, me hubiera costado mucho tiempo en desarrollar por sí sola.

Aunque... ahora que lo pienso. Ahora he podido comprender algo que me habían dicho hace mucho tiempo, una oración que en orden no recuerdo, pero sí recuerdo su idea. No importa qué hagas durante tu vida, tu infancia, tu adultez y vejez, lo que realmente importa es cómo lo hagas... el entusiasmo depende de cada uno... y ahí es donde marcamos la diferencia si somos o no diferentes, en realidad, de los demás.

Pretendo ser una de las mejores maestras... aunque suene utópico, pero mientras busque el modo de lograrlo, cumpliré sueños al ver por primera vez el otro lado de la moneda que una vez me tocó vivir. Creo, que a raíz de quienes una vez estuvieron en su momento justo conmigo, me han hecho buscar mi momento... mi lugar... una instancia donde logre potenciar los sueños y dar aquel apoyo que alguna vez podremos necesitar.

Mi sueño es utópico... si lo vemos de modo práctico... pero para mí... no es imposible hasta cuando me canse de intentarlo.

2 comentarios:

Geraldine dijo...

debes hacer las cosas con amor y elegir aquellas que te hagan bien...saludo grande!!!

Javi dijo...

Hola:

Bonito blog, genial que expreses y compartas lo que sientes y gustas. Mucha suerte. Sigue adelante.

Saludos.